EL MUNDO DEL OLVIDO.



-Uno puede enloquecer a fuerza de hacerse una y otra vez preguntas que no tienen respuesta.-Pensaba desde hacía algún tiempo Ángela. Y de ello, ella estaba convencida. Sabía, de la certeza de aquellas palabras. Lo sabía muy bien.

Ahora, recordaba con nostalgia aquella época de adolescencia, que ya tan lejana había quedado, aquellos años del pasado, en los que todo marchaba bien, de tan hermosos recuerdos... y en todos, ellos estaba él, con ella, ahí pegado a ella, como su sombra, escalando las altas y escarpadas montañas, recorriendo incesantemente los oscuros y secretos senderos del amor sin conocer el camino al cual conducirían. Recordaba, aquella época de insólitas y arrulladoras miradas, en la que tomar sus manos decidieron, siendo sólo uno, y juntos bebieron de la inocencia del vaso que mesuraba el dulce sabor de las palabras, palabras que a posteriori se volvieron amargas. Y súbitamente una ráfaga de viento viento propinó a Ángela la bienvenida arrastrando todo en cuanto encontraba a su paso hasta, que nada quedó de todo aquello, nada más que el agrio sabor del olvido, nada más que la desagradable esencia de la soledad, ahora fiel compañera, y desde hoy comprendió que nada más existía, nada más que la ira reflejada en sus etéreas lágrimas de cristal, nada más que el largo recorrido del abandono. Nada más que ardientes cenizas. Nada, tan sólo la incertidud de reiteradas preguntas sin respuesta. Y,...no obstante, acertó a que siempre le amaría.

Historia para elcuentacuentos.com

17 comentarios:

AZUL dijo...

Hermosa historia, y creo poder acertar que todos en algun momentos hemos sido el protagonico....tristemente, pero siempre fiel.

BEA dijo...

El pasado trae muy buenos recuerdos, pero realmente como lo que importa es el hoy, hay que alimentarnos de nuevos recuerdos.
Todo pasa aunque parezca increible.

Un besazo guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
Estamos en contacto muuuuuuuakkk

Alatriste dijo...

Conmigo puedes desahogarte todas las veces que quieras que yo te escucho o te leo sin problemas. Así que no te preocupes por eso. Para eso están los amigos, así que ya sabes donde me tienes. Te lo digo de verdad.
A lo mejor te puedo aportar mi experiencia y consigo que te sientas mejor.
Respecto a tu caso, sé por lo que estás pasando, pues a mí me pasó idéntica vivencia. En estos momentos no hay consuelo posible para ti y todo lo ves de un maldito color negro.
Es normal.
Pero no debes rendirte, sobre todo porque eres muy joven todavía.
El amor es caprichoso y unas veces te da y otras te quita. Pero te prometo que te volverás a enamorar y seguro que la próxima vez, el chico sí que te merece y queda prendado de ti.
Vales mucho, así que nada de autocompadecerse. No hay ningún mal en ti. Simplemente es que en la moneda al aire que es el amor, te salió cruz en esta ocasión. Pero no será así siempre.
Mucho ánimo amiga pues como dijo un sabio, si lloras por no ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas. El mar está lleno de peces. Así que nada de rendirse.
Eso sí, tú ahora recúperate, sé egoísta y piensa nada más que en ti. Apóyate en los tuyos, en la gente que te quiere y saldrás de ésta. El tiempo cierra todas las heridas. Absolutamente todas.
Respecto a tu historia, veo que pusiste mucho de ti en ella, así que por lo sincera y emotiva que es, me gustó.
Eso sí, la protagonista también volverá a enamorarse. Desgraciadamente en esta vida, nada es para siempre y la soledad no es una buena compañera.
Mucho ánimo y mis mejores deseos. Estoy de tu lado. Un beso enorme.

Dinorider d'Andoandor dijo...

de recuerdos no se vive, serán bonitos pero ya no son lo que eran

Esther dijo...

Qué triste pero, así suele pasar a veces... Pero ¿qué queda? Hay que seguir adelante. Me gustaron sobre todo las palabras de Bea, tiene toda la razón y tb Dino, aunque no hay regla sin excepción pero, mejor intentar siempre seguir adelante, aunque parezca imposible, incluso aunque cueste a veces o no podamos pero, al menos lo hablemos intentado. Debemos cuidar de nosotros mismos o al menos intentarlo.

Besitos.

Esther dijo...

Perdón, quise decir "habremos" en la octava línea.

Bye, bye, hermanita.

Alatriste dijo...

¿Cómo sigues?, ¿qué tal?
Espero que algo más animada. Mira que no puedes hacerme enfadar, ¿eh?. Je, je, je.
Te quiero ver sonriendo y volar muy alto.
Tanto como tus historias.
Un beso muy grande, guapa y por aquí me tienes.
Hasta pronto.

carlos dijo...

Llevas poesía por entre la prosa,aunque sus palabras no estén pendiente de ello.Drama que desde el recuerdo va despojándose de su contenido quedando nada más que el resto que va quedando.Pero no es la nada lo que queda al final,porque no es un final triste sino pienso que de sentimiento que llena ese vacío,sin respuestas,pero que no pudo derrotarle.

Un abrazo

GLADYS dijo...

COMO ESTAS SARA!!!!!, YO BIEN, GRACIAS A DIOS, CON LOS PROBLEMAS DE SIEMPRE, PERO ... SI NO ME ABURRO, JAJAJA!!!, ESPERO QUE HAYAN PASADO LINDAS VACACIONES, YA ABLAREMOS POR MAIL, SUPONGO QUE TU SOBRINITA HA DE ESTAR CRECIDA, O SOBRINITO?...NO ME ACUERDO BIEN, PERO LO IMPORTANTE ES QUE LO ESTEN DISFRUTANDO. BESOS Y ABRAZOS

Fiore dijo...

Linda historia

y quería agradecerte por las buenas vibras para mi abuelito, está estable ya subío a piso, aún sigue en el hospital pero se siente mucho mejor

bsos!

BEA dijo...

Como está mi niña? Tengo ganas de que nos contemos cosillas.

Tengo cosas que contarte.

Un besazo enorme guapaaaaaa!!!

Alatriste dijo...

Hoy mis palabras se quedaron mudas, en homenaje a tu blog, en homenaje a ti. Espero que estés bien y que te alejes del olvido para siempre. Un beso muy grande, amiguita. Hasta pronto.

Alatriste dijo...

¿Todo bien? Me preocupa tu silencio. Ya sabes que puedes contar conmigo, más allá de las palabras. Un beso muy grande. Cuídate.

Alatriste dijo...

Puedes leerme cuando quieras, amiga. Mis palabras son siempre un regalo para ti. Te aprecio mucho.
En el comentario que me dejaste tienes las respuestas. Tú misma las sabes y sólo te hace falta un poquito de valor para tomar el camino correcto. Debes pasar página, amiga, valorarte y comprender que nadie que te obsequie con indiferencia, merece tu atención, ni tu tristeza, ni tu dolor.
Vales mucho. Estoy convencido de ello. Así que demuéstraselo al mundo y rodéate sólo de personas afines a ti.
De tu lado siempre y para lo que necesites, ya sabes donde estoy.
Mucho ánimo, niña. Sé que lo conseguirás. Hasta pronto.

Alatriste dijo...

Tus reflexiones en mi desván, siempre me hacen pensar. Comparto tus opiniones además. Mucho ánimo, niña. El sol saldrá también en tu ventana. No tengo dudas de eso, porque vales mucho. Un beso muy fuerte y cuídate.

BEA dijo...

Se te echa de menos.

*Sechat* dijo...

¡Qué cruel puede llegar a ser el amor a veces! Lo damos todo y se nos paga con indiferencia que es la peor de las monedas en el amor. En fin, bonito aunque triste. Más que nada, porque seguro que alguna vez cualquiera de nosotros ha vivido algo similar.