FLORES EN LA CASA.



Una tras otra, las flores se fueron marchitando.
Aquellas extrañas y olorosas flores color arcoiris, cuya clase jamás había visto, pequeñas habitantes de aquel enorme manojo recónditamente escondido en algún rincón de su casa de Pisa sin saber exactamente cuando ni como llegaron hasta allí aunque, de suave y agradable esencia. Pero, lo más peculiar para Giulia no eran sus llamativos colores ni la particular forma de sus pétalos sinó, los mensajes que entre éstos contenían, los cuales escritos en blanco parecían formar parte de las propias flores los mismos que Giulia, cada mañana leía embelesada después del usual desayuno: Ti amo (Te amo), Ti voglio (Te deseo), Tesoro, Il mio cuore e per voi! (mi corazón es para ti),...non sai quanto mi manchi (Corazón, no sabes cuanto de echo de menos)..., esta última frase la sorprendía aún más. ¿Quién iría a echarla de menos? Hastiada en sus estudios y en su carrera universitaria se había embaucado en multitud de absurdas e irrisorias relaciones sin sentido que al final siempre acababan por concluir. Por lo que, para ella era indudable que nadie, absolutamente nadie precisaba de ella. Así que, todo debía tratarse de alguna broma o más posiblemente, alguién debió filtrarse cuidadosamente en su casa a depositar las flores. Pero, ¿Quién exactamente? ¿Algún admirador secreto o más bien, alguno de sus apuestos galanes? Y, ¿Cómo podría ella saberlo? Debía haber alguna anotación o algo con el nombre del mozo, tan sólo que ella se había solazado tanto en desvelar los anónimos mensajes que apenas se había percatado de ello. Por lo que, fue por lo que mismamente, por esta misma razón, se dispuso de nuevo a examinar el ramo en busca de algún vestigio. Finalmente, tan sólo encontró una disimulada nota en la que constaba la abreviatura E.D. ¿E.D? ¿Qué significaba aquello? pensó Giulia. Evidentemente, debían de ser las siglas del nombre de alguien pero, de ¿Quién? Por lo tanto, trató de reflexionar una y otra vez, tratando de encontrarle algún sentido a todo aquello pero, todo fue en vano además de que asiduamente acontecía algo que del mismo modo sorprendía aún más a la muchacha ya que, cada mañana tras levantarse, desayunar y echar una nueva ojeada al ramo reconocía alguna flor completamente marchita mientras que, las demás permanecían intactas lo cual para ella era igualmente sorprendente, carente de lógica. Hasta que, una a una las flores se fueron marchitando, hasta que el gran y singular ramo murió y tras su muerte una tranquila noche de luna nueva de hermosas y centelleantes estrellas, Giulia reía de felicidad mientras, ausente de la realidad trotaba por el bosque, tan energética, tan vital cual si fuera una niña y entretanto, el roce sintió de una mano que apretaba fuertemente la suya y entretanto sintió el placentero contacto que humedeció sus labios, aquella mano rozando tiernamente sus mejillas y fue entonces...cuando entretanto y tanto despertó y ahí estaba él,postrado en su cama, observándola con lasciva y tierna mirada y de repente, sus ojos azules se depositaron en los suyos y fue entonces, cuando lo comprendió todo.

-Emeri Drake, mi pirata favorito...
-Os amo tanto mi querida Jimena...-Contestó el Pirata.
-Giulia- Corrigió ella.
-Da igual como os llaméis ahora, lo importante es que os he encontrado, supe que de nuevo, os había tocado regresar aquí y he vuelto a veros, todo ésto lo he echo por vos, porque os amo, porque a pesar de tanto tiempo trancurrido, jamás os he olvidado...-Dijo él con tenue voz. Y al instante, besó suavemente su frente y sus mejillas mientras ella por un momento observó sus pequeñas, cortas alas que a posteriori se ocultaron bajo su espalda y del mismo modo observó sus pasos que poco a poco se iban alejando al igual que él mismo. Y entonces, ella comprendió que no importaba cuanto se demorara, que por siempre la esperaría.

elcuentacuentos.com

13 comentarios:

Eros dijo...

Da igual como te llamés ahora, lo importante es que te encontre, supe
que de nuevo, te había tocado regresar aquí y he vuelto a verte..
Besos con toda mi esencia de ser...
Eros.....

Alatriste dijo...

Realmente es un amor más allá de todo tiempo y lugar. Un amor imperecedero, que vuelve a renacer una y otra vez. El eterno encuentro con el que de nuevo se enciende la pasión. Me gustó mucho tu relato. En realidad, cada vez me gustan más, porque me das fuerzas para seguir creyendo.
Vengo a decirte también que ya eres una princesa, la de tu propio cuento, así que no te creas menos nunca. Vales mucho, amiga.
Un beso fuerte y gracias por tu compañía perenne. Cuídate.

*Sechat* dijo...

Me ha gustado porque tiene algo de sueño y de magia. Un amor más allá del tiempo y de las normas. Precioso.

Esther dijo...

¡Ay! ¡Qué bonito! Siempre pensé que un amor real podía superarlo todo, incluso una frontera aparentemente tan difícil de romper como la muerte. Siempre se me presentó como una certeza, aunque quizás sean tonterías. Pero, qué ser humano no querría tener ese amor grande y maravilloso, tan inabarcable como el océano.

Besitos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

el amora vale la pena la espera, no?

Paula dijo...

OH! Me ha encantado desde el principio hasta el final.
Saludos!

Fiore dijo...

Muy bonito post
que encuentres muchas cosas mas en tu camino

bsos de esposita primeriza

Carlos dijo...

Como el verde que cubre piedra de la casa toscana,escondiendo el misterio del amor entre ilusiones y sueños.Tu relato creo que refleja ese momento de emoción,de anhelo,esa fuerza,ilusión,que le da vida,que le dio sentido.
Me encantó.
Un abrazo

abulico dijo...

Siempre que exista amor habra esperanza.

Una historia muy bonita.

Un saludito!!!

Sara dijo...

¡Qué bonito! Tiene un toque mágico, te deja como levitando...

La Gata dijo...

" Ti amo, ti voglio" bellas palaabras que alegrarían la mañana de cualquiera, no?
Por lo menos a mí me hacen ronronearrrrshhh...
Se agradece la visita, felíz año!

Alatriste dijo...

Cambiaste de dirección, ¿no? Eso se avisa, pues ya temía haberte perdido cuando mi enlace no me llevaba a tus palabras mudas. Je, je, je. ¿Qué ha pasado guapa? Espero que nada malo y que sólo te haya apetecido cambiar de look. Cuando puedas me cuentas. Confío en que todo vaya bien al otro lado, aunque me preocupé un poco por ti. Te espero. Un beso enorme.

amor dijo...

me encanta la presencia del

amor

en tus escritos, me ilusiona verte llena de tal sentimiento, encendida, viva, me gusta cuando eres así